La dama se esconde

INFORMACION

La Dama se Esconde procedía de un planteamiento musical anterior de corte bien distinto, conocido como «Agrimensor K.». Se trataba de un trío de San Sebastián en el que ya estaban los dos músicos de «La Dama». La formación era Ignacio Valencia (voz y bajo), Nacho F. Goberna (guitarra) y José Manuel Gandásegui (batería). El grupo, inspirado directamente en los relatos de Kafka, e influenciado ostensiblemente por formaciones como «The Cure» o «Joy Division», como no podía ser de otra manera era un grupo de corte oscuro, con un concepto musical muy denso y unas letras muy depresivas; definibles, en definitiva, como rock gótico. El trío editó con DRO en 1982 un primer single llamado «Principio y fin» e incluyó una canción en el recopilatorio «Navidades radioactivas». En 1983, ya sin Gandásegui, publicaron «¿Juegas al escondite?», su segundo y último single con DRO antes de su disolución.

La dama se esconde: 1983-1986

Disolución que podría entenderse más bien como transformación, pues eso es lo que ocurrió cuando los dos miembros de «Agrimensor K.» se rebautizaron, cambiaron visiblemente su estilo, y con un pequeño intervalo a modo de metamorfosis, la mariposa de «La Dama se Esconde» salió exuberante de su crisálida. Así fue, pues a finales de ese mismo año, 1983, se encontraban ya grabando su primera maqueta con un nombre tributo a Orson Welles (por «La dama de Shanghai»), el paso de Nacho Goberna al puesto de vocalista, las historias de Tolkien como fuente de inspiración predominante, y la superación de las influencias musicales directas y desarrollo de un lenguaje propio. En las Navidades del 84 las dos primeras canciones de «La Dama» aparecen en un doble Lp recopilatorio llamado «La única alternativa». «La Dama se Esconde» publicó sus dos primeros discos con el sello Grabaciones Accidentales: el mini-Lp «Avestruces» en 1985 y el Lp «Armarios y camas» en 1986. Conjugando magistralmente las líneas de cajas de ritmos y secuenciadores con unos punteos de guitarras cristalinas, «La Dama se Esconde» se ganó el apelativo de «grupo revelación» por la crítica especializada y dejó en esa época piezas magistrales como «Un regalo», «El gris» o «Aventuras» (del disco «Avestruces») u otras como «Amenazas» o «Un error de apreciación» (de «Armarios y camas»).

La dama se esconde: 1987-1990

Con su paso a la compañía multinacional Warner, «La Dama se Esconde» da un giro a la estética de sus canciones y la instrumentación se reduce, volviéndose más básica y también más potente. La transparencia de las guitarras acústicas se cambia por las distorsiones de las eléctricas, se incorpora un órgano hammond, la batería cobra mucha más fuerza y el resto de instrumentos de cuerda y viento se emulan por sampler. El resultado es un primer disco mucho más contundente llamado «La tierra de los sueños», publicado en 1987, y del que sonaron canciones como «Cuatro direcciones», «La tierra de los sueños» o «Nunca he entendido a las sirenas». Un trabajo en el que para algunos «La Dama» ponía en peligro su tradicional identidad intimista y en el que para muchos empezaba a ser un grupo con pegada, capaz de hacer canciones vibrantes y estribillos pegadizos. Dosificando el nivel de ruido y con una notable evolución en el bajo y los ritmos, «La Dama» publica a continuación sus dos mejores trabajos, que les harían alcanzar las más altas cotas de popularidad: «Coge el viento» en 1989 y «Lejos del puerto» en 1990. Obras maestras del pop español que nos quedan de esos dos discos son «Coge el viento», «Capturado» o «Princesa» (de «Coge el viento»); «Ciudad Fuego» o «No tienen otro sitio donde ir» (de «Lejos del puerto»).

La dama se esconde: 1991-1993

Bajo el signo de la producción de Peter Walsh publica «La Dama» en los 90 sus dos últimos discos. El disco de remezclas «De colores tu color», grabado en Inglaterra, aparece en 1991 y contiene una revisión de los temas publicados con Warner en los tres discos anteriores. El último trabajo, «Hoy», se graba en Alemania, y es publicado en 1993. Por mediación de Peter Walsh, «La Dama» alcanza en estos últimos trabajos su mejor calidad de sonido. «Hoy» es un trabajo serio, meditado, de tono suave y directo, en el que lo excesivo brilla por su ausencia y los teclados tienen un mayor protagonismo. A pesar de presentar un buen número de grandes canciones como «Magia», «Fugaces» o «Coleccióname», el disco no tuvo la receptividad esperada, por lo que «La Dama» se desarmó súbitamente a continuación sin ni siquiera llegar a hacer gira para presentar ese último trabajo.

La dama se esconde: 2001-2002

Durante nueve años, las únicas noticias que hemos tenido de «La Dama se Esconde» han sido los dos recopilatorios que han salido al mercado: uno en 1996, «Lo mejor de La Dama se Esconde», dirigido por la compañía; y otro en 1999, «Antología», dirigido por Nacho e Ignacio, con algunas rarezas y una canción inédita. Ahora, tanto tiempo después, está a punto de salir a la venta un auténtico nuevo disco, con nuevas canciones, nuevas fórmulas para soñar. Nacho Goberna empezó su composición en septiembre de 2001 y la acabó el pasado mes de abril. Las mezclas de las canciones quedaron terminadas en mayo. El tiempo invertido esta vez en el proceso creativo da una idea del esmero y el perfeccionamiento con que se ha llevado a cabo, lejos de las presiones comerciales y la industria discográfica. El nuevo trabajo verá la luz el próximo martes 22 de octubre, editado por «El Diablo Discos». «Transparente» es el título de este álbum que, aun con la ausencia esta vez de Ignacio Valencia, nos promete una mirada límpida a través de las sensaciones más hondas y humanas

FOTO DEL ARTISTA

la dama se esconde